4 jun. 2010

¿es posible en el 2010?

La pregunta del título se refiere a una situación particular que sucedió esta semana.

Como les conté anteriormente, me sumé como adscripto a la cátedra de Sistemas de Producción en la Facultad de Ciencias Exactas, Ingeniería y Agrimensura de la UNR.

¿Por que a esa cátedra en particular?
En mis primeras prácticas laborales me encontré con un total desconocimiento sobre temas de procesos, equipamiento, máquinas herramientas, diagramas y sistemas en general, y todos los temas que se dictaban en la cátedra en cuestión.
Para dar una idea, la cátedra recibe alrededor de 100 alumnos por año, pero en el cursado solo se presentaban unos pocos (los de siempre). Era la típica materia que "no va nadie".
Ante esta situación, al no ir, no aprendí. Solo me limité a estudiar lo que tomaban siempre.
Claro, como era de esperar, el resultado fue que al entrar en una planta no tenía ni idea que hacer o adonde salir corriendo.
Por suerte, un mentor como el Ing. Félix Viana me enseñó "in situ" los conceptos no aprendidos.


El sistema se cambia desde adentro
Una vez recibido, con experiencia y capacidad para comunicar lo que aprendí, me propuse detener ese no aprendizaje que sufrí. Fue así que pude dictar mi primer clase en la facultad, sobre Ingeniería Concurrente.
Ese día hubo alrededor de 25 alumnos, y el feedback fué muy positivo. Yo pude ver el entusiasmo en los alumnos cuando veíamos los videos, las animaciones y, en cierta forma, el futuro. Estaban ávidos de temas nuevos y de ejemplos concretos.


La segunda no fue tan así
Esta semana surgió la posibilidad de dictar la segunda clase. El aviso me tomó desprevenido (del martes al miércoles no había mucho margen). Como estoy acostumbrado a estos imprevistos, preparé una clase de similares características. Esta vez, había propuesto un juego de rol para que se pueda vivenciar la dificultad en un tema específico.
Lo que pasó es que hubo 3 alumnos solamente. El "no va nadie" sigue ocurriendo. Tuve un momento de regresión y me sentí responsable que sean 3 los interesados.
Responsable de no haber planteado a los docentes, en mi etapa de alumno, el porque de esas clases aburridas, sin sentido, divergentes y desactualizadas.


Dificil es viajar al pasado
¿Tan difícil es convocar a un grupo de alumnos? Hoy contamos con celulares, mails, facebook, twitter, y miles de formas de avisar las clases, proponer mejoras, escuchar el feedback y generar sinergia. No estoy planteando un absurdo. Se nos cae la baba cuando escuchamos a algún caso extranjero de algún docente que gracias a twitter enseñó tal cosa, o que en facebook lo siguen 20000 personas.
Propongo a cualquier que lea y se sienta identificado que tome el tema y se lo apropie. Que plantee cambios. Sino, seremos víctimas de nuestra propia pasividad.

saludos y buen finde!!

No hay comentarios: