2 feb. 2010

Mi escuela de gestión - a mi me funciona + varios (Parte 1)

Hoy quiero escribir sobre como logré entender que significa hacer gestión
Esto aplica a todos los sectores, rubros, instituciones y cualquier entidad en la que la información puede utilizarse para tomar decisiones.



Como primer punto, nos hacemos la siguiente pregunta: ¿por que vamos a hacer gestión sobre determinado proceso? Es fundamental saber que de acuerdo a los resultados que vayamos obteniendo, tomaremos diferentes decisiones (las mismas ya deben estar definidas)

El segundo objetivo es definir que es lo que vamos a medir
Puede hacerse sobre el resultado del proceso o bien, sobre las variables que definen un proceso
Es importante este primer punto, ya que las variables que definen un proceso, son en definitiva, procesos individuales

Luego podemos investigar y analizar el comportamiento pasado de esa variable. Si existen datos históricos, los usamos de referencia.

Pero, ¿que pasa cuando la información no está al alcance de la mano? Y este punto es muy importante. La gestión sobre esa variable nos otorgará el valor que buscamos.
Por ejemplo, supongamos que tenemos una válvula a la que se debe revisar periódicamente. Esa válvula está bajo tierra, y por ella se transporta la materia prima de mi proceso principal, que por su composición, corroe el revestimiento del conducto y la válvula puede llegar a tener pérdidas. Pero por diferentes razones no se conoce la frecuencia con que se debe revisar. Algunos dicen "revíselo una vez al año". Otros "una vez por mes". Las condiciones del suelo, de temperatura y de presión también afectan en la decisión. Sumado a esto, realizar la medición es una actividad de alto costo.

Dadas las condiciones iniciales del problema, sugiero que se revise en primera instancia en el menor tiempo posible. El valor que obtengamos nos dirá si ya existe corrosión o no. Si no existe, extenderemos el período de control.
Luego, probaremos con mas tiempo, y volvemos a analizar, y así hasta que veamos signos de corrosión.
Es probable que hayamos invertido mas dinero en cada prueba, pero ganamos en conocer el proceso.
Si ante cada prueba se observan desvíos (es decir, mas o menos corrosión) se tomarán las acciones que se definieron en el plan inicial.

Con el ejemplo intenté demostrar que la gestión de los procesos es una actividad que requiere disciplina, constancia y (pre)ocupación. De nada sirve apurarse o medir durante un tiempo.

Esto funciona, como bien mencionaba al inicio, en cualquier jurisprudencia.
¿Como funcionaría?
Por ejemplo, las personas que padecen de diabetes. Éstos deben medir el nivel de azúcar en sangre. En función del valor que obtienen, toman distintas acciones: inyectar insulina, comer cosas dulces, hacer ejercicio o simplemente, no hacer nada. Escribiré sobre la gestión en la diabetes dentro de unos días.

En política, es común hablar de gestión. Considero bastardeada la palabra Gestión en el ámbito estatal. Se suele asociar gestión con hacer obras. !NO! Gestión es llevar a cabo un programa que fue definido, analizando los desvíos (de tiempo, dinero, recursos varios)

Para finalizar, un comentario sobre los sistemas de gestión, los software gigantes y las planillas supercomplicadas.
Cualquier incorporación de tecnología que supone una forma mas fácil de hacer gestión, no será útil si desconocemos POR QUE, QUE y COMO queremos medir y controlar.

Cuando hacemos consultoria, es fundamental que nuestros clientes entiendan que la gestión no es solo palabras, sino compromiso con nuestros procesos.

No hay comentarios: