20 feb. 2011

Reportajes sobre Innovación: Pablo Mac Clay

Retomamos los reportajes sobre Innovación. En esta oportunidad quiero presentar las respuesta de Pablo Mac Clay, un joven economista rosarino que conocí hace unos meses en la organización de un evento de la ciudad. Con Pablo formamos parte de un equipo que trabaja para un evento que pronto anunciaré. Lo que quiero resaltar es su breve pero intensa trayectoria en lo que se denomina Economía Social. Esta disciplina, potenciada por Muhammad Yunus (Premio Nobel de la Paz 2006) propone una nueva forma de hacer negocios, teniendo en cuenta factores sociales, cooperativos y de alguna manera, más sociales. El contraste con lo convencional es enorme, y Pablo está convencido que es una herramienta para cambiar la realidad.


1- ¿Cuál es el producto/servicio/proceso más innovador que viste en tu vida? ¿Qué es lo que te resultó tan interesante?
Aún a riesgo de sonar una respuesta trillada, creo que lo más innovador que vi en mi vida es Internet. La respuesta tiene que ver con el hecho de que por mi edad fui creciendo a la par del desarrollo y la difusión de Internet. En 1991 cuando yo tenía 6 años, Internet no era conocida por el público general, y era una herramienta incipiente casi “de laboratorio”. Hoy 20 años después estamos en un mundo donde internet atraviesa todas nuestras actividades.
La difusión masiva de internet generó un cambio en tantos aspectos como no vi en ninguna otra innovación (cómo trabajamos, cómo estudiamos, cómo nos relacionamos con los demás, etc). Además es una herramienta que permite democratizar el acceso a la información y a la cultura, lo cual me parece fantástico.

2- ¿Quién define algo innovador? ¿El creador, el usuario, la historia, otro?
Quizás quedó un poco quedó implícito en mi anterior respuesta. Lo innovador es para mí aquello que cambia la relación de la gente con el mundo que la rodea, que le transforma parte de la vida a quien accede. Muchas veces se escuchan frases tales como “y en tal época no había celular”, o “en tal época no había televisión”. Esos inventos cambiaron la configuración de la relación del usuario con el mundo. Antes, cuando no había celular, televisión, o computadora, la gente se relacionaba de otra manera, invertía su tiempo en cosas distintas, etc (no quiere decir que el cambio siempre sea para bien, todo cambio tiene sus pro y contras. Por ejemplo, creo que antes la gente pasaba más tiempo compartiendo con familiares y amigos que hoy, que estamos a veces muy aislados entre tecnología, pero insisto… pros y contras)

3- Las empresas argentinas, y en particular las pymes, ¿Son innovadoras? ¿En donde ves esa característica?
En general las pymes argentinas viven en el día a día, resolviendo mucha cantidad de problemas cotidianos (financiamiento, fluctuaciones del contexto macro, dificultad para encontrar mano de obra capacitada, etc), lo cual les impide en muchos casos generar innovaciones, sea de producto u organizacionales. En otros países el empresario encuentra más resueltos estos otros aspectos, lo que le permite más margen para innovar. No obstante esto, en Argentina y en Santa Fe particularmente, vemos que hay un compromiso público-privado por dar lugar a la existencia de innovaciones. Los parques industriales son un buen ejemplo de intentar fomentar la asociatividad para el desarrollo. En Rosario tenemos el caso de la industria del software y de la biotecnología, que son industrias muy dinámicas y que están apoyadas por iniciativas como el polo tecnológico

4- ¿Cómo ves a los egresados (de cualquier disciplina) respecto a prácticas innovadoras, propuestas creativas o emprendimientos nuevos?
Creo que la Universidad muchas veces falla en generar incentivos a la innovación. El esquema de educación que tenemos en muchos casos contribuye a “matar” la creatividad.



No obstante, veo mucha capacidad y mucha voluntad de innovar en los jóvenes. Si los esquemas de educación en todos los niveles pudieran ajustarse para fomentar los talentos innatos, me parece que habría muchos más emprendedores e innovadores.

5- Si los espacios para innovar en Argentina (y Latinoamérica) fuesen estados de ánimo, ¿Cuál crees que los representa mejor? 
¿Timidez, quizás? La innovación está latente, solo necesita un empujón para aparecer





Pablo sobre Pablo
Mi nombre es Pablo Mac Clay, soy Licenciado en Economía de la Universidad Nacional de Rosario. Estudié economía empujado por la crisis de 2001, que despertó mi interés por los temas del área, para entender por qué aparecían estas crisis.
Trabajo en la firma de consultoría PwC, un año estuve en el área de precios de transferencia y hoy soy consultor junior en agronegocios.
Como economista me interesan muchos los temas de desarrollo local y políticas sociales. Creo que desde la disciplina tenemos la obligación social de pensar y generar soluciones para la pobreza y la exclusión. Tuve el honor de ganar hace un año un concurso de ideas organizado por la municipalidad, proponiendo generar un esquema de empresas sociales en Rosario, tal como plantea el prof. Muhammad Yunus (http://www.muhammadyunus.org/Social-Business/social-business/). Hoy me encuentro colaborando con la temática.
Me gusta mucho involucrarme en la organización de charlas y debates que permitan a otros jóvenes interesarse por temáticas que hacen al desarrollo económico y lo social.

No hay comentarios: