26 feb. 2011

...y dale con el bambú!

De alguna manera mis amigos ya me identifican con algunos productos o procesos.
Bueno, resulta que @simoncarpman me mandó este link:


Es muy interesante ver la reacción de la gente cuando nombras el bambu en un contexto que no sea artesanal o artístico. Entiendo que como materia prima es muy difícil de manipular y preparar pero no deja de ser una madera muy útil para algunas aplicaciones. ¿será que somos una región muy metalmecánica? ¿por que nos cuesta tanto pensar en producción seriada cuando las variables no son tan controlables?

Volviendo al posteo, parece que se viene la notebook de bambú. Además de ser un bien de lujo, la foto muestra algo prolijo y con buen diseño. Además, parece que Dell también tiene una bambunotebook. ¿Los consideran artesanales o piensan que salen de una línea?
Si pensamos en productos de origen artesanal, ¿cuántos de estos podrían estandarizarse? ¿cuánto vale el toque artesanal?
Pero además se me ocurre otra cosa: de una manera u otra, el artesano trabaja como una línea de fabricación. Pero en vez de repetir y controlar todas la variables, deja algunas al azar y evita lograr productos iguales y estandarizados. ¿por que pintar todo igual? ¿por que hacer todo del mismo tamaño? ¿porque ponerle el mismo nombre?

buen finde!

No hay comentarios: