28 oct. 2014

Quiero un premio

Existen pocas cosas tan lindas como la de ganarse un premio por mérito propio. (creo que hasta un premio consuelo)
Pero hablo de un premio por vencer, lograr, llegar. Con reglas que cumplir. Con reglas claras que cumplir.
Suele pasar a veces que cambiamos la importancia de quien entrega el premio automáticamente después de haber ganado.
¿Quién inventó los premios? ¿Qué mecanismo del cerebro o del sistema nervioso moviliza? ¿Es posible cansarnos de los premios?



P.d: Primer intento de volver a escribir en el blog

No hay comentarios: